“La sentencia a muerte se anula. Asia Bibi es absuelta de todos los cargos”, afirmó el presidente del Supremo, Saqib Nisar.

El Tribunal Supremo de Pakistán absolvió hoy a la cristiana Asia Bibi, acusada de blasfemia, y anuló su sentencia de muerte por supuestamente insultar al profeta Mahoma en 2009, en medio de amenazas de grupos islamistas que pedían su ejecución. “Fue absuelta de todas las acusaciones”, declaro el juez Saqib Nisar al leer el veredicto en la Corte Suprema, y añadió que Bibi sería liberada “inmediatamente”. Asia Bibi, madre de cinco hijos, fue condenada a la pena capital tras una disputa con una musulmana en torno a un vaso de agua. Su caso tuvo resonancia internacional y atrajo la atención de los papas Benedicto XVI y Francisco. En 2015, una de las hijas de Asia Bibi se reunió con el papa latinoamericano. Este veredicto podría motivar la furia de los entornos religiosos fundamentalistas, que pedían desde hace tiempo la ejecución de Bibi. En las últimas semanas, islamistas radicales habían amenazado a los jueces que analizaban su caso en la eventualidad de que el veredicto fuera favorable a la acusada. Este miércoles se establecieron fuertes medidas de seguridad en Islamabad, con barreras en rutas cercanas a los barrios en los que viven los magistrados y la comunidad diplomática, constató la agencia AFP. Bibi fue denunciada en 2009 por unas mujeres que aseguraron que había insultado al islam durante una discusión en un pozo de agua en Punyab y fue sentenciada a muerte en 2010 por blasfemia. El caso de Bibi ha provocado indignación internacional, pero en Pakistán se ha convertido en una causa para los grupos y partidos islamistas y ha provocado al menos dos asesinatos.

 

Deja un comentario